Qué califican los jueces en un concurso de canto
Qué califican los jueces en un concurso de canto

Qué califican los jueces en un concurso de canto

Saber qué van a calificar los jueces sobre tu participación en un concurso de canto, puede brindarte las herramientas para tu preparación y mejor desempeño.

* Al final del post puedes descargar una plantilla para calificar cantantes.

Los jueces de un concurso de canto, no son dioses ni extraterrestres, son muy humanos y también se equivocan, tienen sus puntos débiles. Es poco común que los participantes y el público queden totalmente satisfechos con sus decisiones «inapelables», pues calificar a un artista, o a una voz, es una cuestión muy subjetiva.

Ellos tienen la última palabra. Sin embargo, hay algunos puntos que puedes tomar en cuenta para llegar mejor preparado ante tu participación y conquistar el concurso.

Por supuesto, antes que cualquier característica de tu voz o de tu persona, es muy importante en un concurso respetar los lineamientos del mismo, pues de nada vale que tengas la mejor voz o la mejor preparación si los jueces deben descalificarte por no guardar las bases estipuladas. Por lo general, eso es determinado desde la convocatoria.Así que, ten mucho cuidado con elementos como el tiempo de participación, el tipo de acompañamiento, la presentación, etc. Son factores que varían dependiendo del tipo de concurso.

Te explico los puntos que suelen calificarse, y después te hablaré sobre el secreto que nadie te dice de qué es lo que «conquista» realmente a tus jueces, basado en mi experiencia y comprobado científicamente.

Puntos que se suelen calificar:

ACOPLAMIENTO EN EL RITMO. Generalmente, las canciones suelen tener una introducción musical instrumental, y luego el momento donde entra la voz. Ese primer momento es muy importante, tienes que estar totalmente acoplado con tu acompañamiento. De la misma manera, entrar con exactitud después de un intermedio instrumental de la canción. Y por supuesto, mantener el ritmo y el acoplamiento con tu acompañamiento durante toda la pieza, hasta el final.

ENTONACIÓN. Emitir con certeza los tonos de la línea melódica, el «coco» de muchos. Pero, de la misma manera que el punto anterior, debe basarse en un acoplamiento tonal con tu acompañamiento. Y debes saber que dicho acoplamiento ya está determinado por el autor de la pieza musical, así que sólo debes entrenar tu memoria auditiva para superar este punto.

Aquí también se toma en cuenta el manejo y dominio de tu vibrato, ya que un vibrato mal ejecutado o exagerado puede hacerte oír desentonado.

EXPRESIÓN E INTERPRETACIÓN. Está determinado por tres elementos:

DOMINIO VERBAL. Es cantar con seguridad el texto de tu pieza musical, es mejor si te lo aprendes de memoria y no necesitas de un atril o de una hoja de apoyo. La dicción y pronunciación son indispensables, pues si los jueces no entienden lo que cantas o está mal pronunciado, perderás una gran parte de tu interpretación.

VARIACIONES EN LA INTENSIDAD. Son un elemento muy importante para la expresión, te permiten diferenciar entre las partes sutiles de tu pieza musical y las partes álgidas o el clímax de tu canción. También demuestran un dominio de tu capacidad vocal, pues es difícil cantar notas agudas en intensidad suave, por ejemplo. Otro elemento importante aquí es el manejo del micrófono, pues es una herramienta que te ayuda a dar versatilidad al canto; el alejarlo o acercarlo, o si está fijo que seas tú quien se acerca o aleja de él, dependiendo la sensación que requieras provocar. Si es un micrófono de mano, tomarlo correctamente por el mango y no por la cabeza y dirigir tu voz a él de forma directa y no de lado.

ACTITUD EN EL ESCENARIO.

El mostrarte seguro, demostrar que te sientes cómodo durante tu interpretación, favoreciendo la conexión entre la audiencia y el mensaje que comunicas con tu canto, depende mucho de tus movimientos y posturas corporales. Debes «pasar de ser la persona a ser el artista». Si en el concurso hay público asistente, también cuenta la respuesta afectiva que logres obtener de él.

El secreto para triunfar:

Para ser la mejor opción honesta y digna como triunfador, no sólo tu canto debe estar bien trabajado, sino que es indispensable que tengas una impecable ENTONACIÓN. De hecho, tan sólo esa característica puede constituir el 80% de tu calificación.

He estado en concursos -como juez- donde algún participante no lleva una canción muy buena, o cambia la letra, o no tiene la mejor actitud en el escenario, pero si no tiene fallas en la entonación, termina en los primeros lugares. En cambio, puede haber concursantes con un timbre de voz muy bueno, o con mucho dominio del escenario, pero que por desafinar bajan mucho su calificación. ¿Por qué pasa esto? por dos razones principales.

La primera razón, es porque el oído de los jueces al estar más entrenado en la audición, es muy susceptible a los cambios de tono. Y no importa si es una canción o pieza musical conocida o desconocida para ellos, no se trata de memoria musical, sino de cómo funciona el oído.

La segunda razón, es porque los jueces consideran que el ser «afinado» es una habilidad difícil de adquirir, creen que son pocas las personas que tengan una afinación natural o innata, y que más bien si no lo traes «por naturaleza» requiere de mucha, pero mucha práctica, en comparación con otras características que son más fáciles de aprender. Claro, esta creencia está basada en su experiencia, pues cuando alguien no es afinado de por sí, debe tener un entrenamiento auditivo arduo para lograr buenos resultados.

Incluso, llegué a conocer a algún maestro de canto que no acepta alumnos desafinados, o que si uno mostraba signos de desafinación lo excluía o descartaba como posible cantante.

Desde mis vivencias como profesora de canto, yo digo que si tienes fallas en la entonación, necesitas de práctica y constancia, ya que con una buena metodología eso se va refinando poco a poco, es una habilidad que se puede adquirir y mejorar, siempre y cuando tu oído esté saludable.

Es cierto que si vas a entrar a un concurso es porque tienes ya alguna experiencia o preparación previa a dicho acontecimiento, y que no vas a llegar a experimentar. Al menos, es lo que te recomiendo, que vayas a lo seguro.


¿Sabías qué… ?
… con el software Evocanto puedes entrenar tu entonación y vibrato.


Aquí puedes solicitar que te envíe de regalo mi plantilla de jueces para calificar en un concurso de canto.

Escribe tu nombre y dirección de e-mail donde quieres recibirla. Al hacerlo, quedarás suscrito(a) a nuestro boletín de noticias, pero no enviamos mucho correo, igual puedes desuscribirte en cualquier momento.

Comparte tu canto o deja un comentario:

10 comentarios

Responder a Gis Gracida Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *