El señor Canto

El Canto es como un señor alto y guapo que quiere venir a cortejarte.

Comienza a meterse poco a poco, paso a pasito en tu vida.

Cuando le prestas tu atención, se entromete cada vez más.

Llega a apoderarse de ti, sucumbes ante sus encantos.

Cada vez deseas estar más cerca de él, se adueña de tu mente.

Hasta que te domina, te conquista, te domestica.

Algunas veces puede ser cruel y se comporta exigente.

Es celoso. Quieres dejarlo, olvidarlo.

Pero está en tu memoria, en tu cuerpo.

Ha plasmado sus huellas en tu sangre.

Vuelves a seguir sus pasos, atendiendo tu propio llamado.

Ya no sólo domina tu mente, sino tu corazón.

No puedes más que entregarle tu vida, tu ser, tu alma.

En un abrazo amoroso te asfixia.

Su abrazo no es de muerte, sino de vida.

Renaces no junto a él, no con él, sino en él.

Se han fundido en una sola cosa, en un sólo vivir.

El Canto y tú ya no se separan más, por toda la Eternidad.

Volando sobre nuevas fronteras, visualizando abismos, montañas.

¿A dónde te llevará cada vez?

Sólo hasta donde tu corazón pueda permitirlo.

Gis Gracida

Música, cantante Soprano e Ingeniera en computación, especialista en el estudio de la voz cantada, doctorada en Tecnología Musical por la Universidad Autónoma de México y creadora del software Evocanto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *